jueves, 19 de octubre de 2017

Hay Festival Arequipa 2017: Del 09 al 12 de noviembre





Hay Festival Arequipa, Perú: https://www.hayfestival.com/arequipa/   
Programa y entrada: http://reservasgematours.com/hayfestival/?id=79  
Facebook: https://www.facebook.com/hayfestivalarequipa/

Preforo - Recuperando la cuidad desde la movilidad sostenible: 27 de octubre






Pre-foro Mundial de la Bicicleta – FMB7: Este 27 y 28 de octubre nos damos cita en la ciudad de Arequipa para tratar y discutir como la ciudad blanca viene planteando su futuro en materia de la movilidad sostenible, a través del SIT Sistema Integrado de Transporte, siendo esta cuidad la primera que implementaría dicho sistema en el Perú y contaremos con la representante del departamento de sustentabilidad de la Municipalidad de San Isidro con quien evaluaremos los retos asumidos por su distrito en materia de reordenamiento urbano y la ciclo inclusión.

II Misti Sky Race: 05 de noviembre




https://www.facebook.com/events/1352050601580291/



II Misti Sky Race
Organiza: Vértigo Perú - Carlos Zarate Aventura
38K - 25K - 10K
Chiguata - Arequipa

Reglamento --->https://goo.gl/f9eoyJ
Rutas en I-TRA --->https://goo.gl/VMN6vS
Rutas en wikilok---> https://es.wikiloc.com/wikiloc/user.do?id=467608
Lista de inscritos---> https://goo.gl/eYowmh
Seguimiento de carrera---->https://goo.gl/XTGrsB

Horarios de Partida:
35K --> 03:30 AM - Aguada Blanca - Domingo 05 Noviembre
25K --> 03:30 AM - Aguada Blanca - Domingo 05 Noviembre
10K --> 09:00 AM - Chiguata

martes, 17 de octubre de 2017

Inkafest 2017 en el Cultural: 18 de octubre



 
 
Bag It: Is Your Life Too Plastic?: Este documental explica los efectos de las bolsas de plástico y otros productos hechos con este material. Expone los efectos que causa sobre los ecosistemas terrestres, marítimos y sobre el cuerpo humano.

Centro Cultural Peruano Norteamericano
Miércoles 18 de octubre / 07:00 pm
Melgar 109
Ingreso libre

domingo, 15 de octubre de 2017

Festival Internacional de Cine de Montaña: 13° INKAFEST del 14 al 22 de octubre





Más información:

Túpac Yupanqui, el inca que descubrió Oceanía





En el libro “Túpac Yupanqui. Descubridor de Oceanía", el fallecido historiador José Antonio del Busto reúne 30 pruebas que confirmarían esta teoría.
El interés de los peruanos por Oceanía no arrancó esta semana por el partido de fútbol que nos espera contra Nueva Zelanda. En realidad comenzó con los incas, aunque suene jalado de los pelos.

Alrededor de 1465, antes de que Cristóbal Colón llegara a América (1492), el entonces ‘hatun auqui’ (príncipe conquistador) Túpac Yupanqui –quien luego se convertiría en el décimo gobernante de la civilización inca– emprendía una expedición a las actuales islas de la Polinesia –una de las subregiones de Oceanía–. La misión prometía oro, así como encontrar nuevas especies de animales y plantas que podrían resultar útiles para el imperio. Tenía tan solo 25 años.

“Él [Túpac Yupanqui] era un hombre que no había tenido nada que ver con el mar hasta que lo conoció cuando conquistó el golfo de Guayaquil [Ecuador], y descubrió las balsas. [...] Y siguiendo además las corrientes y los vientos, entendió que estas podían llegar a cualquier parte”, le dijo hace unos años a El Comercio el fallecido historiador José Antonio del Busto, autor del libro “Túpac Yupanqui. Descubridor de Oceanía” –que reúne 30 pruebas que confirmarían la veracidad de esta teoría–.

—El explorador—

Túpac Yupanqui –aseguraba Del Busto– conquistó más que Alejandro Magno. Y luego de obtener el control de la isla Puná (Ecuador), a la que llegó en balsa, recibió noticias de la existencia de dos islas lejanas que albergaban una gran variedad de recursos: Auachumbi y Ninachumbi. Los cronistas Pedro Sarmiento de Gamboa, Martín de Murúa y Miguel Cabello de Balboa –que vivieron en el virreinato del Perú en el siglo XVI– coinciden con este relato.

Con 120 embarcaciones y 2.000 hombres, el joven príncipe –de acuerdo con la teoría que rescata Del Busto– inició su aventura a estas dos islas, que se tratarían de Mangareva y Rapa Nui (Isla de Pascua). También llegaría a Nuku Hiva, en el archipiélago de Las Marquesas.

¿Pero cuáles son los indicios que apoyan esta propuesta? En primer lugar, las crónicas indican que tras su viaje, el príncipe inca no solo trajo consigo oro, plata, esmeraldas y animales raros, sino también esclavos negros.

Al no haber registro de exploraciones de Túpac Yupanqui a África, Del Busto aseguraba que se trataba de esclavos de Melanesia –otra subregión de Oceanía– que se encontraban en las islas mencionadas. Asimismo, en Nuku Hiva se hallaron quipus –herramienta para llevar la contabilidad–, conocidos en aquel lugar como quipona.

—El rey Tupa—

Para Joseph Dager, profesor de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya y estudiante de Del Busto, entre los varios indicios que recogió su profesor acerca de la presencia inca en Oceanía, hay dos que predominan. El primero es la leyenda del rey Tupa, que hasta la fecha se mantiene en la isla de Mangareva. El relato habla de la llegada de este personaje en una flota de pae pae, balsa a vela con doble mástil, y que deslumbró a los nativos con la cerámica, pues era un mundo precerámico; los metales, porque los lugareños estaban en la edad de la piedra, y la textilería. Cabe resaltar que en dicho lugar existe la danza del rey Tupa.

El segundo indicio importante está en Rapa Nui, que alberga una construcción con características incaicas llamada Vinapú.

“Es una construcción en la que ponen piedra sobre piedra, y entre estas no puede entrar ni un clavo. Esta técnica se ve en las ciudades incaicas del Cusco”, señala Dager.

En este lugar, del mismo modo que en Mangareva, existe un personaje legendario bautizado como Mahuna-te Ra’á, que se traduce como “hijo del Sol”. Para Del busto era una referencia del príncipe inca. Se apoyaba también en la existencia de palabras quechuas en Rapa Nui. Por ejemplo, el tocado que tienen en la cabeza los famosos monolitos de la isla se llaman puka, que en quechua significa rojo. Hay también indicios de viajes entre Moquegua y Pascua.

—La misión a Australia que salió del Callao—

Entre las primeras exploraciones occidentales registradas a Australia, hay una que salió del puerto del Callao en 1605. La misión fue comandada por Luis Vaz de Torres, navegante hispano portugués. Atravesó el estrecho entre Australia y Nueva Guinea, que ahora lleva su nombre.

En el San Pedrico, una embarcación de 40 toneladas, recorrió por tres meses las costas australianas. Durante más de 2 meses, los españoles navegaron a lo largo de la costa de Nueva Guinea, que reclamaron para Felipe III, lucharon con los nativos y capturaron algunos. El 22 de mayo de 1607, Torres llegó a Manila, capital de Filipinas, donde desapareció de la historia, según el diccionario australiano de biografía.

Video: Florencia en un día. Lo bonito y "lo feo" | AndyGMes







Lorenzo y Pepita (15-Octubre-2017)



http://blondie.com/comics/october-15-2017/


Fuente: http://blondie.com

Blondie (Pepita, Lorenzo o Lorenzo y Pepita en algunos países hispanohablantes) es una tira cómica estadunidense creada por Chic Young. Distribuida por King Features Syndicate y publicada en diversos rortativos desde el 8 de septiembre de 1930.1​ El éxito llevó a la creación de películas (1930-1950), programas de radio, historietas y una serie animada. "Blondie" en inglés es un diminutivo cariñoso que se traduce al español como Rubita, ya que en efecto, la protagonista de esta family strip es una joven notoriamente rubia.

Garfield (15-Octubre-2017)



https://garfield.com/comic/2017/10/15



Garfield es el nombre de la historieta creada por Jim Davis, que tiene como protagonistas al gato Garfield, al no muy brillante perro Odie, y a su dueño, el inepto Jon Arbuckle (Jon Bonachón en el doblaje latinoamericano). El protagonista se llama así por el abuelo de Davis, James Garfield Davis, que fue bautizado en honor al presidente estadounidense James A. Garfield.

sábado, 14 de octubre de 2017

Duatlon Cross Extrema 2017: 21 de octubre






Podcast RFI: La obesidad sí se puede combatir


VIDA EN EL PLANETA

Difundido el 12-10-2017 Modificado el 12-10-2017 en 12:52
Por Silvia Celi

La obesidad y el sobrepeso no son simplemente problemas estéticos. Ambas patologías inducen al desarrollo de diabetes mellitus, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, entre otras. Combatirlas es difícil, pero hay métodos.



jueves, 12 de octubre de 2017

Boletín de Arqueología PUCP: Núm. 20 (2016)

ARQUEOLOGÍA HISTÓRICA EN EL PERÚ
(PRIMERA PARTE)




  • Producción y distribución alfarera colonial temprana en los Andes centrales: modelos y casos. Gabriel Ramón
  • Algunas perspectivas político-ecológicas sobre la loza andina. Prudence M. Rice
  • Conectando el pasado con el presente: la antropología histórica de la producción de metal a pequeña escala en Porco, Bolivia. Mary Van Buren
  • Arqueología histórica en las «huacas» de la ciudad de Lima: ampliando la narrativa. Rosabella V. Alvarez-Calderón
  • Vida y muerte en el Perú colonial: inicios de la bioarqueología en Lambayeque histórico (1536-1750 d.C.). Haagen D. Klaus
  • Produciendo Chérrepe: reducción, etnia y performance en los valles de Zaña y Chamán, siglos XVI y XVII. Parker VanValkenburgh
  • La producción de poder en el entorno construido a través de la invasión española, valle del Colca (Perú). Steven A. Wernke
  • Tarapacá: aportes a la historia andina desde una perspectiva regional (s. XV-XVI). Simón Urbina Araya, Mauricio Uribe Rodríguez
  • La transformación del espacio doméstico como resultado de cambios en el espacio público en Malata, una doctrina colonial temprana en el valle del Colca. Teddy Abel Traslaviña Arias

La contaminación del pasado está escrita en los pájaros




A la izquierda, alondras cornudas procedentes de las ciudades industriales
del este de EE.UU. A la derecha, ejemplares de la costa oeste



Investigadores usan aves de museos ennegrecidas por el hollín para rastrear la polución que había en las ciudades

Los ornitólogos y los taxidermistas ya se habían dado cuenta: muchos de los pájaros disecados que guardan los museos de historia natural desde hace décadas son más oscuros que sus parientes actuales. ¿Selección natural o artificial? ¿Deriva genética o mutación de los genes de la pigmentación? No, simplemente sus plumas están contaminadas por el hollín de las fábricas y de cuando se usaba carbón para calentar los hogares. Ese ennegrecimiento del plumaje de las aves ha permitido ahora a dos investigadores reconstruir la historia de la contaminación del aire en las ciudades industriales.

"Queríamos hacer un proyecto aprovechando las colecciones de historia natural para evaluar el cambio a través del tiempo, en este caso, el cambio medioambiental. Nos fijamos en los ejemplares de pájaros del Museo Field de Chicago, un museo de historia natural como el [español] Museo Nacional de Ciencias Naturales. Uno de los responsables nos comentó que los especímenes de hace 100 años eran mucho más oscuros que los actuales. Se pensaba que esta decoloración se debía a la polución por negro de carbón, pero nunca se había confirmado", explican en un correo los autores de la investigación, los estudiantes de posgrado de la Universidad de Chicago (EE UU) Shane G. DuBay y Carl C. Fuldner.

Los dos investigadores confirmaron por medio de un microscopio electrónico (ver imagen) que no se trataba de un caso de melanismo industrial como el de la mariposa de los abedules, que se mimetizó con los arboles oscurecidos por el carbón. En este caso, el hollín ambiental se adhería a los pájaros. Así que buscaron sí había algún patrón temporal en su ennegrecimiento. Y, de encontrarlo, averiguar qué y cuánta contaminación había un siglo atrás.

Para ello, seleccionaron 1.347 pájaros capturados entre 1880 y 2015 de tres de las mayores colecciones ornitológicas de EE UU, entre ellas la del Museo Field. Los ordenaron cronológicamente y los fotografiaron. Los dos investigadores se aprovecharon de un doble fenómeno. Por un lado, el hollín tiene un muy bajo nivel de reflectancia de la luz, así que las variaciones indicarían proporciones diferentes de hollín en las alas del pájaro y, por tanto, en el ambiente en el que volaba. Por otro lado, las cinco especies estudiadas (dos de gorriones, una alondra, un pájaro carpintero y un rascador zarcero) mudan sus plumas cada año. Por lógica, llevaban en sus plumas un reflejo de la polución atmosférica en el año en que fueron capturados, disecados y añadidos a la colección.

"El hollín en las plumas de los pájaros nos permitió rastrear la cantidad de negro de carbón en el aire a lo largo del tiempo", comenta DuBay. Vieron que el ennegrecimiento iba en paralelo al consumo de carbón. Desde inicios del siglo pasado, los gorriones de campo o las alondras cornudas que se iban añadiendo a las colecciones tenían sus pechugas cada vez más negras. "Durante la Gran Depresión, hubo una drástica bajada del negro de carbón en los pájaros ya que el consumo de carbón cayó", añade. La cantidad de hollín repuntó durante la II Guerra Mundial y en la década siguiente. Pero desde los años 60. los pájaros fueron recuperando su color blanco.

Como explican en los resultados de su trabajo, publicados en PNAS, a mediados de los 50, EE UU aprobó la Air Pollution Control Act, la primera legislación federal sobre contaminación atmosférica. Entonces ya se sabía que las partículas de negro de carbón provocaban enfermedades respiratorias, pero aún no que también provoca cáncer. El blanqueamiento de los pájaros se vio favorecido por la acelerada sustitución del carbón por otras fuentes de energía como el gas y la electricidad para calentar los hogares. La eficiencia energética y la concentración industrial ayudaron a que el hollín redujera su presencia.

ara validar sus resultados, los compararon con los obtenidos de varios estudios basados en el análisis de las partículas atrapadas en cilindros de hielo obtenidos de Groenlandia. Como los anillos de los árboles, la profundidad del hielo se puede usar como una máquina del tiempo. Salvo para las dos primeras décadas de su estudio, el hollín atrapado en el hielo presenta una evolución paralela al detectado por ellos en los pájaros. La gran ventaja de estos es que son testigos de la contaminación local, la que les rodeaba, mientras que al hielo de Groenlandia llega polución de todo el hemisferio norte.

Lo que no pueden desvelar los pájaros negros es cuánta contaminación había. Su color es un valor relativo que indica si ese año hubo más o menos hollín que el año anterior o el posterior. Pero los autores de esta investigación ya piensan en cuantificar la polución del pasado: comparando el ennegrecimiento de las plumas de los ejemplares que hace un siglo volaban sobre las ciudades industriales americanas o europeas con el de los pájaros que hoy vuelan los cielos de Pekín o Nueva Delhi.



Imagen con microscopio electrónico de las plumas de un
gorrión de campo de 1906 y otro de 1996

 

martes, 10 de octubre de 2017

Fotos: Aniversario 18 en Valle de Locumba (09/2017)


30 DE SEPTIEMBRE Y 01 OCTUBRE (2017)


https://www.facebook.com/andarayaqp/media_set?set=a.1717774521608563.1073741860.100001280950301&type=3



Cinema Pedal en La Cletería: 14 de octubre





Los nombres del amor / Le nom des gens: El padre de ella es argelino; la madre de él es judía. Ella es un espíritu libre, él tiene una mente cuadriculada. Ella es provocativa y desvergonzada, él es discreto y, desde hace años, vive abrumado por un gran sentimiento de culpa. Ella es promiscua, él es hombre de una sola mujer. Baya Benmahmoud y Arthur Martin son dos personas antagónicas, pero cuando Cupido entra en juego, la lógica salta por los aires.


Sábado 14 de octubre / 06:45 pm.
La Cleteria - Bike Cafe & Tea House
San Juan de Dios 206 Interior 21-22 
Arequipa 
 

domingo, 8 de octubre de 2017

Garfield (08-Octubre-2017)



https://garfield.com/comic/2017/10/08


Fuente: Garfield and Friends - The Official Site
 

Garfield es el nombre de la historieta creada por Jim Davis, que tiene como protagonistas al gato Garfield, al no muy brillante perro Odie, y a su dueño, el inepto Jon Arbuckle (Jon Bonachón en el doblaje latinoamericano). El protagonista se llama así por el abuelo de Davis, James Garfield Davis, que fue bautizado en honor al presidente estadounidense James A. Garfield.

Daniel el travieso (08-Octubre-2017)



http://dennisthemenace.com/comics/october-8-2017/


Fuente: http://dennisthemenace.com/
 

Daniel el travieso (en inglés: Dennis the Menace) fue una tira cómica originalmente creada, escrita e ilustrada por Hank Ketcham para King Features Syndicate. Se estrenó el 12 de marzo de 1951 en 13 periódicos. Hoy en día la tira cómica es escrita y dibujada por los asistentes cercanos de Ketcham, Marcus Hamilton y Ron Ferdinand, y King Features Syndicate la distribuye aproximadamente a 1.000 periódicos en 48 países en 19 idiomas. La serie cómica se pública en un formato de chiste durante los días de semana y en formato de página completa de historieta los domingos. Daniel el travieso fue una serie tan exitosa que fue adaptada por los diferentes medios entre ellos la televisión en forma de personajes reales y animados y en varios filmes, así como también en presentaciones teatrales e incluso entregas de video.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Podcast RFI: ¿Por qué huyen los turistas?

 
VIDA EN EL PLANETA

Podcast RFI: ¿Por qué huyen los turistas?
Difundido el 03-10-2017 Modificado el 03-10-2017 en 10:40
Por Silvia Celi

Entre las catástrofes naturales, el terrorismo, la delincuencia y otras calamidades, el planeta se reduce cada vez más para los turistas que buscan destinos en los que pueden sentirse seguros. Algunos responsable políticos utilizan como chivo expiatorio a "los centros de poder" y a los medios de comunicación que empañan la imágen de los países y hasta al viajero "que se mete donde no debe".



martes, 3 de octubre de 2017

Fotos: Locumba (09/2017)


30 DE SEPTIEMBRE Y 01 OCTUBRE (2017)



Locumba (09/2017)



Las tortugas aprendieron a retraer su cuello para cazar, no para defenderse




Ilustración artística de una tortuga de 150 millones de años que pudo
retraer parte de su cabeza dentro de su caparazón al echar su cuello hacia atrás



Si estás leyendo esto encorvado frente a tu computadora o tu teléfono, haz una pausa para relajar el cuello. Mira hacia arriba y hacia abajo. Ahora a un lado y hacia otro. Gira la cabeza en el sentido del reloj y hacia el lado contrario. Ahora retráelo hacia tu caparazón. Un momento: no puedes hacer eso porque no eres una tortuga. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo fue que estos reptiles evolucionaron para lograr hacer ese truco tan interesante?

Los científicos sí, y ahora, tras estudiar los huesos cervicales de un fósil de 150 millones de años, un equipo de investigadores cree que la mayoría de las tortugas desarrollaron primero la capacidad de lanzar su cabeza hacia adelante con rapidez para capturar a sus presas y no tanto para protegerse, como se pensaba anteriormente. Esa capacidad se desarrolló más en algunas tortugas para convertirse en parte de su defensa. Los investigadores publicaron recientemente su estudio en la revista Scientific Reports.

Los ancestros más antiguos de las tortugas no podían retraer el cuello, pero las especies modernas sí pueden hacerlo. Sin embargo, para entender los cuellos de las tortugas, hay que entender primero a los dos tipos principales de tortugas: las criptoridas y las pleurodiras. Ambos grupos pueden retraer el cuello, pero lo hacen de manera distinta.

Las criptodiras incluyen a las tortugas de tierra y a las de agua: las tortugas del género terrapene, las tortugas marinas y las tortugas caimán. Estas retraen el cuello hacia el interior de sus caparazones doblando los músculos verticalmente. Las pleurodiras abarcan a las especies que se encuentran principalmente en América del Sur, Australia y África, como la tortuga matamata y las de cuello largo. Estas últimas flexionan sus músculos horizontalmente para retraer sus cuellos de lado y posteriormente los doblan hacia el hombro.

Jérémy Anquetin, paleontólogo del Museo Jurásico de Suiza y principal autor del estudio, estudió junto a sus colegas un fósil de tortuga de 150 millones de años que tenía algunas características extrañas. La tortuga, conocida como platychelys oberndorferi, correspondía al periodo jurásico tardío y vivió en lo que hoy se conoce como Alemania y Suiza. Con base en su caparazón y esqueleto el equipo pudo decir que pertenecía al grupo de las pleurodiras.

No obstante, el tamaño de sus dos huesos cervicales sugería que había retraído su cuello verticalmente como lo hacen las criptodiras, y no horizontalmente. También parecía ser capaz de doblar el cuello hacia el interior del caparazón.

“¿Por qué tenía este mecanismo de retracción del cuello? Esta tortuga es muy peculiar”, dijo Anquetin. “Nuestro fósil no puede retraer el cuello en su totalidad, lo cual no sirve para protección, así que tuvimos que buscar una explicación”.

El equipo analizó las otras características del animal en busca de pistas. Su apariencia era similar a la de las tortugas de agua que habitan en el lecho marino, lo cual sugiere que era un predador de emboscada, como la tortuga matamata o la tortuga lagarto común.

Las dos especies modernas son parientes lejanos pero cazan utilizando tácticas similares. Ambas acechan entre las plantas que cubren el lecho de los estanques, pantanos y lagos poco profundos. Una vez que un pez desprevenido se acerca lo suficiente, atacan.

“Podemos creer que nuestra tortuga se comportaba de la misma forma”, comentó Anquetin. Él y su equipo informan que los mecanismos del cuello examinados en su fósil de tortuga y en las criptodiras actuales son un ejemplo de evolución convergente, lo que quiere decir que tanto las platychelys oberndorferi como las actuales criptodiras desarrollaron esta capacidad de manera independiente dadas las ventajas evolutivas que ofrecía en sus entornos.

El método de retracción del cuello hacia el interior del caparazón les permitió proyectar hacia el frente la cabeza con rapidez para atrapar más fácilmente a las presas en movimiento.
Los investigadores reconocen que su hipótesis requiere mayores pruebas y que no ofrece una explicación de por qué las tortugas pleurodiras evolucionaron para retraer sus cuellos llevándolos hacia los lados.

James Parham, profesor asistente de ciencias geológicas en la Universidad Estatal de California, en Fullerton, estudia tortugas y lagartijas pero no participó en el estudio y mencionó en un correo electrónico que la investigación demostraba que la evolución de la retracción del cuello en las primeras tortugas era más compleja que la binaria de flexionar el cuello hacia los lados, en lugar de hacerlo verticalmente como se ha visto que hacen los reptiles de hoy.

Agregó que el equipo hizo un buen trabajo al demostrar las similitudes entre el fósil y las tortugas de hoy que cazan mediante una emboscada, pero aceptó que la hipótesis de los autores necesitaba analizarse con mayor profundidad.

“Sientan las bases para nuevos estudios interesantes y nos obligan a analizar la evolución de estos fósiles desde una óptica totalmente nueva”, dijo.



Mecanismo del cuello utilizado por las platychelys oberndorferi
y las criptodiras actuales para retraer su cuello


Las tortugas marinas se alejan del peligro de extinción




Tantas plantas y animales están desapareciendo de la faz del planeta que los científicos se preocupan de que estemos experimentando una sexta extinción masiva. Muchos de estos organismos reciben golpes desde distintos ángulos —pérdida de su hábitat, cambio climático y otros—, por lo que es difícil entender cómo detener su disminución. Las historias de conservación exitosas son raras.
Sin embargo, las tortugas marinas podrían ser una excepción, de acuerdo con un análisis exhaustivo de la abundancia global de tortugas marinas publicado recientemente en Science Advances.

Antonios Mazaris, un ecologista de la Universidad Aristóteles de Tesalónica en Grecia, y un equipo internacional de investigadores encontraron que en todo el mundo la mayoría de las poblaciones de tortugas marinas están recuperándose tras disminuciones históricas. Su investigación ayuda a aclarar por qué algunos grupos de conservación e investigación reportaron tanto aumentos como reducciones en sitios de anidación individuales durante la década pasada.

Mazaris y sus colegas analizaron los datos públicos existentes sobre los sitios de anidación de las tortugas marinas en todo el mundo durante periodos desde 6 hasta 47 años. Estandarizaron conjuntos de datos individuales y evaluaron cada sitio por separado para después combinarlos en poblaciones regionales para ver los cambios. Encontraron que incluso en poblaciones pequeñas, que por lo general difícilmente se recuperan, es posible que lo logren.

Sin embargo, también descubrieron que las poblaciones de algunas tortugas marinas siguen en descenso, como las tortugas laúd del Pacífico este y oeste. Sus hallazgos respaldan las evaluaciones hechas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que clasifica a seis o siete especies como vulnerables, en peligro de extinción o en peligro crítico de extinción.

En contraste con otras especies en riesgo, quizá las tortugas marinas han sido más fáciles de manejar porque sus amenazas son más tangibles: quedan atrapadas accidentalmente por algunos pescadores y otros las atrapan para comercializarlas como exquisiteces, afrodisiacos o decoración. En los casos más extremos, como en Tortuguero, Costa Rica, casi todas las tortugas verdes hembra fueron exportadas en determinado momento para preparar sopa de tortuga.

No obstante, los esfuerzos de conservación en ese lugar, que datan de la década de 1950, tuvieron un impacto positivo, y la protección de las playas, la regulación de la pesca y el establecimiento de áreas marinas protegidas han ayudado a salvar a las tortugas en muchos lugares. Por lo general, esto no sucede en las historias de conservación de animales como el caribú, en peligro de extinción, que enfrentan amenazas más difíciles de manejar.

Para realmente saber qué tanto están funcionando los esfuerzos de conservación, según encontraron los investigadores, es mejor observar tendencias a largo plazo (aunque los datos de corto plazo también tienen ciertos usos). Esto se debe a que la mayoría de las especies de tortugas marinas solo anidan cuando ven que las oportunidades de encontrar comida son buenas, y de un año a otro, la cantidad de nidos encontrados en una playa puede variar en forma drástica. Detectar si una tortuga marina joven sobrevive lo suficiente como para tener descendencia puede llevar de diez a treinta años, en lo que madura.

Les sorprendió descubrir que, con la protección adecuada, incluso poblaciones pequeñas de tortugas tienen la posibilidad de sobrevivir. En un área llamada French Frigate Shoals, en Hawái, por ejemplo, se incrementó la cantidad de anidación de las tortugas marinas verdes de cerca de 200 en 1973, cuando se firmó la Ley de Especies en Peligro de Extinción, a aproximadamente 2000 en 2012. Ahora la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera a esta especie una “de menor preocupación”.

No obstante, hace falta más investigación. Se desconoce la mayoría de las proporciones entre machos y hembras de todas las tortugas marinas, lo cual es un aspecto importante para la reproducción y, al parecer, se altera con las temperaturas cada vez más altas de la arena, que inclinan la tasa de nacimientos a favor de las hembras. Además, una gran iniciativa para recabar más datos sobre las tortugas planas en Australia y sus alrededores podría dificultarse por un anuncio reciente de que el país reducirá sus áreas de protección marina.

Mazaris dijo que su artículo presenta una historia de “optimismo admonitorio”. Elogia a los conservacionistas que trabajaron para salvar a las tortugas durante los pasados setenta años, pero agrega que “es necesario respaldar esfuerzos a largo plazo”.